jueves, 8 de marzo de 2007

Parlez-vous anglais?

Una buena medida de popularidad son las críticas que uno recibe; ya lo decía el Manco de Lepanto en aquella tan mentada y refrita cita acerca de ladridos, avances y Sancho Panza. Por lo tanto, recibir críticas a los posts que voy publicando no hace más que alegrarme el día, aún si no se realizan por el trámite correspondiente, es decir en este mismo blog, sino a través del correo electrónico, el teléfono, alguna conversación informal vis-à-vis.

Puede ser que en ciertas ocasiones las críticas sean lógicas, cuando tratan temas polémicos que se han afrontado en estas páginas, virtualmente hablando. Por ejemplo, sobre el tema de los PACS, o de la paternidad más o menos responsable, o incluso de la elección de Gattuso como mi nuevo ídolo futbolístico, era obvio que iban a presentarse opiniones distintas a la mía, y que probablemente constituirían la mayoría.

Pero jamás imaginé recibir dos menciones bastante ácidas y virulentas acerca de mis excesos a la hora de usar términos en idiomas distintos al castellano, más específicamente en inglés. Los epítetos son tragicómicos, pero dignos de mención: acomplejado, igualado, alienado, afectado, traidor de la patria (?), afeminado (???)... et similia.

En primer lugar, agradezco a los valientes y anónimos comentaristas por tomar parte de su valioso tiempo para leer y criticar mis artículos. Al mismo tiempo, como se puede entender, me declaro respetuosamente en desacuerdo con sus observaciones.

Vivimos en un mundo globalizado y globalizante, donde los idiomas se encuentran en un lento e inexorable proceso de mestizaje. Cualquier persona con una cultura promedio tiene en su vocabulario términos como deja vu, kaputt, kosher, ad honorem, tutti quanti, harakiri, matrioska... y eso que estoy dejando de lado platos típicos, porque si no la lista se extendería al infinito. Utilizar palabras extranjeras puede generar un efecto más inmediato que su equivalente hispano (soundtrack o banda sonora? e-mail o correo electrónico?), sin contar que a veces tienen mucha más difusión.

Por otra parte, el castellano no es mi primer idioma, porque antes aprendí a hablar en italiano. Muchas veces se me hace complicado encontrar de manera inmediata la expresión más adecuada para plasmar una idea, y vista la escasez de tiempo no puedo ir en busca de un diccionario; por eso terminan apareciendo palabras en inglés, en francés, en latín, etc. Muchas veces, luego de publicar el post, me doy cuenta de que, en efecto, podía haber utilizado algún término más castizo, pero francamente el tiempo es muy reducido para hacer un enjuague lingüístico total, sólo para agradar a un par de fundamentalistas de la RAE.

En tal sentido, no voy a cambiar la redacción a la que los lectores ya están acostumbrados. En fin de cuentas, si algunos términos o expresiones foráneas no resultan de inmediata comprensión, un copy & paste en google debería ser suficiente para conocer el enigmático significado que encierran.

Dejémonos de poner barreras lingüísticas sin sentido, porque no existe idioma puro en ningún rincón del mundo, y la evolución no puede ser detenida. Es un countdown hacia el götterdämmerung.


5 comentarios:

Jang dijo...

Creo que para una persona que no es poliglota es muy facil criticar esa forma de escritura.
Al saber otros idiomas aprendes las carencias de tu lengua materna, tanto en vocabulario para expresar ideas, asi como en la fuerza que llevan las palabras.

Teniendo en cuenta eso, muchas veces he preferido (con gente q sabe) usar terminos japoneses o ingleses para referirme a diversas cosas. Muchas de ellas describen mejor las cosas que las palabras en espaniol y obviamente, habran cosas en ingles o japones q no sean tan claras como en nuestro idioma.

a ver quien me traduce un:

"Otsukare sama desu" o un
"ganbatte"

son dos de las frases japonesas que encontre mas dificil de traducir a espanol a pesar de saber el significado.

Jang

Ereide dijo...

Estoy de acuerdo con que ciertos términos son difíciles de traducir, o de encontrar un símil en castellano que pueda expresar la totalidad del significado que queremos transmitir, pero eso no resulta siempre así.
Lo siento Claudio, pero yo soy de las personas que cree que utilizas demasiados términos ingleses en tu expresión diaria. Ya estoy acostumbrada, y no me sorprende ni me molesta, porque cada uno tiene su manera de hablar, pero debemos recordar que el castellano es uno de los idiomas más ricos del mundo en cuanto a palabras, y en casos determinados que utilizas el inglés, sí que existen infinidad de equivalentes en castellano muy fáciles. Expresiones como "Cool", "great", o palabras cotidianas que utilizas tienen un millón de equivalentes, más o menos sofisticados, pero utilizables, que quizá deberías utilizar (o conocer). El texto puede ser igual de glamuroso, culto y sofisticado, o incluso más, si se utiliza el idioma correctamente.
Es cierto que hoy en día estamos bañados de extrangerismos, sobre todo del inglés, muchas de ellas admitidas incluso por la RAE (no todas), sin embargo hay otras, que son vanas, y que se utilizan por elitismo, o porque simplemente están de moda.
Es una opinión, supongo que derivada de mi forma de hablar. A mi personalemente me da igual cómo hables siempre y cuando te entienda.
Supongo que también el idioma aquí en España estará mucho menos anglosajonizado que en Latinoamérica, cosa que entiendo perfectamente (no solo el idioma, pero bueno) por cercanías. Pero insisto y abogo por no vender nuestro idioma (en este caso el mío, puesto que el tuyo es el italiano, aunque supongo que hablando en italiano también utilizarás términos anglosajones) al imperialismo americano.

Claudius dijo...

Bueno, el comentario de Jang me encuentra como es lógico mucho más de acuerdo que el de Ereide. Esto evidentemente porque Jang tiene experiencias similares a las mías en cuanto a tener que hablar más de un idioma durante el mismo día, lo cual termina alterando los hilos del lenguaje. Al hablar, simplemente usamos el término que, de los dos o tres vocabularios que manejamos, se nos antoja más adecuado, y lo insertamos en el texto.

Por otra parte, al menos en mi caso, no intento hacer el texto más glamoroso, culto o sofisticado poniendo términos en inglés. Todo lo contrario. Esos términos me permiten tener una conexión mucho más directa y rápida con mi forma de hablar, por lo tanto reflejan mucho más quien soy y qué quiero decir, respecto a una paráfrasis en castellano 100%. Yo no hablo así, ergo no escribo así.

Por otra parte, es curioso como siempre se termina acusando al imperialismo americano por el avance de su idioma... cuando en realidad, y lo digo como alguien que lo ha aprendido como tercera lengua, es probablemente el más directo y simple de hablar de los que he visto. Los idiomas romances o neolatinos tienen la mala vibra de dar miles de rodeos antes de llegar al concepto, o de tener miles de posibles significados para cada palabra. Lo cual, para alguien que quiera escribir sonando glamoroso, sofisticado o culto, debe ser lo máximo, me imagino. Un poeta debe regocijarse cuando escribe en castellano.

Pero mi idea de narrativa implica trasladar mis ideas lo antes posible al papel o a la página, para tratar de transferir todo lo que tengo en la cabeza. Y consultar a la RAE la mejor traducción de cada palabra que quiero insertar me resulta aburrido, trabajoso y poco satisfactorio.

El español suena bien, es verdad. Pero es, como el italiano, un idioma para irse por las ramas. Por eso en la literatura anglófona jamás habrá un García Márquez.

Por otra parte, es curioso como los países más polémicos hacia el inglés sean justamente los que peor lo hablan... he oído chinos hablarlo mejor que la mayoría de españoles. Tendrá algo que ver?

Ereide dijo...

Tienes razón en algunas cosas, como por ejemplo en lo último, pero esto pasa con todos los idiomas, los que aprendemos otro idioma, tendemos a hablarlo académicamente, nos pasa a nosotros con el inglés, utilizamos las contrucciones académicamente correctas, frente al argot ya sea inglés o americano, pero eso también es por desconocimiento. La riqueza de un idioma se valora en su conjunto, la jerga también es parte de la riqueza del idioma (en contra de lo que opinan muchos académicos) porque hacen evolucionar al idioma o álguien se cree que el español, inglés o mandarín que se habla en el siglo XXI es el mismo que en el siglo X? Probablemente mucho de lo que antaño era sinónimo de jerga o argot, hoy en día sea un vocablo muy cotidiano.
Por otro lado, si que es cierto que el inglés es un idioma muy simple, con lo cual me das la razón cuando dices que una palabra en inglés puede expresar precisamente lo que pretendes, pero si esa misma palabra expresa también otras 10!! Lo cual lamento decir, pone en relieve tu escaso conocimiento de la lengua castellana (pero como hemos dicho que no es tu lengua materna, vamos a dejarlo ahí, tienes un pase, jeje)
Por último, ya he comentado que a mi me da igual cómo hables siempre y cuando te entienda, pero tienes que reconocer que a alguien que no te conozca, le puedes parecer pretencioso, no sé en Perú, hace tiempo que estoy muy desconectada de la cultura andina, pero por estos lares a alquien que habla con demasiados extrangerismos injustificados se le califica como poco de esa manera.
En fín, si te lo quieres tomar como algo personal, allá tú, ya te digo que no lo es, es solo una opinión, no te enfades y acepta un poco las críticas, que en este caso es constructiva ;)
Un bico

Claudius dijo...

Respondiento puntualmente:
1. Sobre el tema de los idiomas extranjeros y su aprendizaje, es algo discutible, lógicamente, pero en general se nota que pasar del castellano "de España" al inglés suele ser más complicado. Serán las eses super sonoras, la zeta, en fin.
2. Bueno, eres la primera persona que me acusa de escaso conocimiento del castellano. Lo tomo con toda humildad, y con la sospecha que esto debe referirse a la raíz ibérica del lenguaje, que se habla solo en la península, porque por aquí nadie se ha lamentado... Debe ser porque de este lado del mundo, hace décadas, se habla de otra forma, y más bien las construcciones y términos "originales" ya no se ven... basta leer libros de autores de la madrepatria y de las ex-colonias y uno se da cuenta de la diferencia. Es como pedir a autores australianos o sudafricanos que escriban igual que los británicos. Recordemos que el 90% de las personas que hablan castellano no viven en España... y un discreto porcentaje adicional vive allí pero habla de otra forma, gracias a la inmigración.
3. Sobre la pretenciosidad al usar términos extranjeros, me resulta un poco complicado de entender... no uso palabras, como decía en el post, que sean inaccesibles al público medio al que se dirigen mis escritos. Si alguien entra a internet y tiene la paciencia de toparse con mi blog, definitivamente tiene un conocimiento mínimo de inglés (y de algunas palabras en otros idiomas, de uso universal) como para entender lo que pongo. Uniendo esto al punto anterior, es curioso que en España tachen de pretencioso a quien usa términos extranjeros; aquí eso se aplica a quien habla con guirigoris desusados y enmohecidos (jaja).
4. En resumen, se aceptan las críticas constructivas, dado que cuando aterrice en España tendré que aplicarlas a rajatabla so pena de flagelación, pero lo que sí reivindico es la potestad del autor de tener un estilo más o menos propio; imagino que las mismas observaciones se hacían a los primeros músicos que hacían contaminación de géneros, y ahora son la mayoría. Por otra parte, me ciño al ejemplo de Joseph Conrad, polaco de nacimiento y francófono por cosas de la vida, que sin embargo escribía en inglés (su tercer idioma)para poder tener un lenguaje básico, directo. Mis intenciones van por ahí: no escapar a la contaminación lingüística, cuando esta me permite trasladar directamente mi pensamiento al papel.
5. Una última cosa: siempre me genera una sonrisa escuchar a españoles hablando del imperialismo americano... si el castellano es uno de los primeros idiomas del mundo, es justamente por el imperialismo; si no, sería menos hablado del italiano. Si España tuvo en algún momento importancia mundial, fue por el imperialismo. Un simple apunte histórico.

Google
 

Y los incautos a la fecha son...